12 comentarios:

Daniel Casares Román dijo...

Esta imagen de ese Señor pescando en la orilla del río Marañón, sentado a la puerta de su casa hecha con paja, hojas secas, cuerda y troncos de madera, fue el último contacto con la (relativa) civilización antes de adentrarme al amazonas, para realizar el trabajo sobre los Mayorunas.

Había llovido bastante la semana pasada y el cauce del río estaba pletórico!

El agua muy tranquila, ideal para pescar. Si no fuese por el breve alboroto que causamos con los remos y las canoas.

En este punto comenzaba para mí una de las experiencias más gratificante que mi profesión me ha regalado en todos estos años.

Algún día habrá que volver...

julia dijo...

Me gusta mucho el encuadre, y lo que más es que se percibe todo en los reflejos, hasta veo cosas que parecen no estar en la fotografía,
¿es posible?.
Una fotografía preciosa y una suerte tremenda por poder hacer estos viajes.
Un saludo.

Anónimo dijo...

El reflejo tiene una nitidez que parece más sorprendente que la propia imagen.

seva dijo...

Un precioso reflejo Dani, buena entrada esta tuya, un afectuoso saludo desde Reinosa.

Joop Zand dijo...

Beautiful colors and reflections.

Greetings, Joop

Miroelmundo dijo...

Que belleza... a veces es dificil decir en palabras, lo que la foto produce en el alma...

Rosa Barros dijo...

Cena também típica do norte de meu país, Brasil. População ribeirinha em suas casas feitas de palhas e madeiras, juntas aos Rios.
Encantadora imagem!

Rosa Barros dijo...

Um belo trabalho fotográfico temos aqui. Não entendo nada de técnica fotográfica, mas acredito que percebo a alma da foto. E admiro o olhar do fotógrafo que por mais técnica que use, está ali sua sensibilidade, seu poder criativo junto à imagem captada.
Parabéns, lindo blog cheio de calor humano!

Eliane Accioly dijo...

Fotos maravilhosas!
Contam muito, parabéns, estou seguindo,
um abraço

Àngel dijo...

Preciosa imagen con su reflejo

taio dijo...

precioso,felicidades

SolBarreto dijo...

ME senti transportada...e como se entresse em um mundo particular...diferente do meu, mas nem por isso menos belo, ao contrario singelo, puro...
Amei