9 comentarios:

Daniel Casares Román dijo...

Fujichrome Velvia ISO 50/18º
Leica M6. E.V: 10
Distancia focal: 50 mm
f: 2. V: 1/250 seg.

Daniel Casares Román dijo...

Creo que no hay nada que hable y describa más (y mejor) sobre los rasgos, el carácter y la idiosincrasia de un pueblo, que su folklore.

Nada mejor para conocer su "forma de entender la vida" que pararse a observar (y si es posible participar) de algunas de sus fiestas típicas.

Sí, lo confieso. Me fascina la materia en la que me especialicé como fotógrafo!!

En países como Colombia, Ecuador o Perú, las peleas de gallos no son únicamente una distracción popular para las tardes del fin de semana, sino un claro ejemplo de lo que significa vivir acá, a este lado de Sudamérica.

En estas regiones, los gallos son "calzados" con unas afiladas navajas de acero que atadas con una cuerda a la pata derecha a modo de espolón, pueden llegar a alcanzar incluso los ocho centímetros de longitud.

Durante las riñas, una de las dos aves muere casi al instante al ser literalmente atravesada por la artificial defensa del gallo contrincante.

Al finalizar los combates, un charco de sangre en el piso de los corrales atestigua la autenticidad de los encuentros.

"Acá todo es así hermano, día a día sales a la mera calle y te tienes que enmendar y pelear a purita vida o muerte" Me comentaron en Huancayo...

Luis Gomez dijo...

Hermosisima imagen Daniel. Bello texto.

Daniel Casares Román dijo...

ejem... también se admite otros tipos de comentarios eh?

ismael.castro29 dijo...

la mirada desafiante de ese chico lo dice todo. Es un "gallito humano" Miedo da pensar cómo será la mirada cuando sea adulto

Anónimo dijo...

He visto el reportaje completo en tu web y es un poco frustrante ver otra de las salvajadas del ser humano.

Lucía Piñero

seva dijo...

Estupendo el texto que has aportado acompañado de una buena toma, un cordial saludo desde Reinosa Daniel.

Aru Süng dijo...

Muy buena elección la de enfocar la gallina, ya que permite verla con claridad y no se pierde ni un punto de expresión de la mirada del chico.

Anabelle Pérez dijo...

Sólo pasando, me han gustado mucho estas :)