22 comentarios:

Daniel Casares Román dijo...

Luego en la noche, con más tiempo, vuelvo a entrar y les cuento la "historia" que rodea a esta foto. Un abrazo!

lurdscontes dijo...

Seguro que detrás de ésta fotografia hay una historia real y humilde de un hombre que trabaja duramente para llevar un mísero sueldo que le da para mal alimentar a su familia...O almenos eso es lo que me ha inspirado la fotografia... pero igualmente me volveré a pasar para ver que nos cuentas de éste señor y la ciudad en la que vive. Un abrazo!

Rodrigo Saldaña Silva dijo...

tu debes tener una camara que parece relescopio =O

saludos =)

trabajas para la nat geo?

Trinidad dijo...

Me encantan tus fotos, Daniel. Haces un excelente trabajo. Enhorabuena.

Paz en unidad dijo...

Gracias por compartir esa vida múltipler y única a la vez... llena de expresión y belleza... de emoción y sentimiento que nos hace acercarnos a los demás en sus diferentes culturas, contextos, formas de ser y momentos.

Vaya artistazo... Daniel!!! Yo también hago fotografías... pero en plan amateur... autodidacta ...

Gracias, amigo!!

Carmen

A.Muriel Pina dijo...

Estaremos atentos. Un gran procesado.

Saludos.

Julius Revolution dijo...

Que buena Daniel...estoy impaciente por conocer la historia, seguro que es emocionante !!

Chenfy dijo...

buena composición y procesado
salu2

Pollo con almendras dijo...

Me encantan estas fotos... personas con expresiones muy especiales y con detalles en el rostro que hablan mucho. Además de la ciudad adornando detrás.

Gracias!

Manuindiana dijo...

Daniel,es la India?
Me gusta esa mirada.
Saludos

Sensaciones dijo...

intrigada me tienes con la historia de esta foto!!
esperaré a leerte y después te digo.

Un beso

Moise Eduard dijo...

very nice photography

Valeria dijo...

I like that a lot.
Cannot wait for the story.

Daniel Casares Román dijo...

Naresh es conductor de "rickshaw", esa especie de bici-taxi tan común en Kathmandu. Decidí tomar uno con la excusa de tener una perspectiva diferente de la ciudad, otra visión. Había cientos y el de Naresh fue el elegido! Ahora que lo pienso... no sé si yo lo elegí a él, o él me eligió a mí...

Si caminas por esta ciudad-laberinto, la mayoría de estos conductores te ofrecen sus servicios desde la otra punta de la calle, con un silbido y la mano en alto. Y tú constantemente diciendo que no con la cabeza y una sonrisa.

Subí a esa especie de cabina de metal con techo de tela y él ni se inmutó, miraba fijamente a una ventana, asintiendo constantemente con ese leve balanceo de cabeza que caracteriza a las personas de Asia.

Parecía, daba la impresión, de que estaba terminando una conversación con aquella señora de aquella ventana...

...pero no, ella fue encendiéndose cada vez más y más terminando la conversación con una bronca monumental a gritos en ese nepalés ininteligible!

Por razones obvias no os puedo decir el motivo de la bronca pero os aseguro que la señora estaba... entre enervada, exaltada, indignada y excitada.

Justo ese es el momento de la foto!

Con cara de póquer, inexpresivo total, impasible, totalmente indiferente como si la bronca no fuese con él... Acto seguido me miró, se encogió de hombros como preguntándose "¿es conmigo? Sonrió con nerviosismo y partimos.

Conocí nuevas calles de la mano de este auténtico personaje. Según me contaba en su (mi, nuestro) torpe inglés, esa señora era su mujer, tenían 7 hijos y el motivo de la broca no alcancé a entenderlo... Cada vez que pasábamos cerca de alguna mujer, le decía o gritaba algo (gracioso según su cara, siempre se volvía para comprobar si me había hecho gracia) (y grosero, a juzgar por la cara de las mujeres...)

A saber el motivo de la bonca... sea lo que fuese, creo que a él no le quitaba el sueño. Ya os digo, todo un personaje, Naresh.

Gracias por vuestro tiempo y comentarios!

Gaia dijo...

bellissime foto!!!!O.O complimenti!!!

A.Muriel Pina dijo...

Pues ahí queda la historia, no sabremos que pasó.

Saludos.

Elena Durán dijo...

Entonces a quien deberías haber fotografiado es a la mujer!!!!! jajajaja...

Besos!

tierramojada dijo...

jajaja!!
¡¡Es genial la historia!! Ya decía yo que me había dado la impresión de que el hombres éste estaba medio cabreáo...

De todas todas, como siempre, me gusta muchísimo la fotografía. Aunque lo que más me gusta es ese encuadre imperfecto, casi torcido, que la acompaña.

Un beso, Daniel!

Pd: Algún día tendré que subir en un cacharro de ésos. ;)

David dijo...

Tus fotos son únicas Daniel, pero tus historias no se quedan atrás. Tienes que estar viviendo una experiencia maravillosa. Gracias por compartirlas con nosotros, en cierto modo nos haces viajar contigo. Buen viaje amigo.

Sensaciones dijo...

así se le quedó la cara!!
estaba más perdido...

gracias por enseñarme algo más del mundo!!

Un beso!!

Sérgio Pontes dijo...

Esta foto está magnifica, belo preto e branco

Abraço

DavidLzr dijo...

Estupenda historia, Daniel, y estupenda la foto que ya auguraba de que se trataba de todo un personaje.
Saludos.