7 comentarios:

Luis Gomez dijo...

Hermosa Daniel.

Daniel Casares Román dijo...

La omnipresente ceremonia del té en el pueblo saharaui.

Según la tradición de este pueblo, el rito consiste en hervir y servir el té de tres maneras diferentes (y por este orden):

El primer té es amargo como la vida, el segundo dulce como el amor y el último, suave como la muerte.

Daniel Casares Román dijo...

Gracias Luis.


En cuanto al aspecto técnico, esta foto la tomé con una distancia focal de 20 mm. montada en una F 3 (qué buena herramienta! os acordáis?) Con la cámara apoyada sobre un pequeño trípode.

Había poca luz dentro de la haima, y el fotómetro me daba un valor de exposición muy muy bajo. Usé una velocidad muuuuy lenta. Pero aún así quedaban muchas zonas sub-expuestas, por lo que decidí utilizar y un pequeño (y arcaico) flash portátil.

Como sabía que el flash sobre-expondría los primeros términos, lo que se me ocurrió fue elevarlo y de esta manera, alejarlo del tiro de cámara.

Para sincronizarlo: un cable de fabricación casera desde el zócalo de la cámara, hasta el flash que yo mismo sujetaba con mi mano con el brazo extendido.

Con tanto cable y tanto lío... ¿quién dispara la cámara??

Puse el retardo de los 10 segundos y le pedí a "Alá" que el obturador se disparara justo cuando la señora tuviese la tetera en lo más alto.

Hizo falta un par de intentos... A la tercera salió!

A pesar de causar sombras duras, la luz del flash creo que me hizo un grandísimo favor, parece la luz de una ventana o algo así, pero no, no lo era. Era un flash básico (y barato)

Daniel Casares Román dijo...

No hace mucho que rebuscando entre los cajones encontré una foto que me hicieron en la época en la que tomé esta foto, allá por enero del 98.

Para los que tengáis curiosidad la tenéis en este enlace:

http://2.bp.blogspot.com/_VGfLld3sgXg/TPK2CG1
ixqI/AAAAAAAAAAg/6ZFnUJl0NBU/s1600/saharau
idani.jpg

Vaya pinta... verdad? jeje Ahí estaba súper joven. Tenía 21 años y muchísimas muchísimas ganas de poner en práctica todo lo que había aprendido durante los años que estudié fotografía en Jerez.

Aquellos maravillosos años!!

Un saludo, en breve más!

Begoña dijo...

Me has recordado mis años en el Sahara y Argelia, dónde me enseñaron el rito del té y muchas cosas más

Una imagen muy colorista y "real"

Tu foto con los "guayetes" me ha emocionado...

Bs.

julia dijo...

Un buena nitidez a pesar de la escasa luz del lugar con unos contrastes de colores muy vivos y auténticos.
El encuadre y la naturalidad de los dos protagonistas del fondo realzan la escena todavía más.
Un saludo.

ANRAFERA dijo...

Muy buena fotografía muy visual. Saludos.
Ramón