29 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusta la imagen, la composición es bastante simple, me llama la atención que hayas colocado al señor con el caballo en el centro en lugar de en el tercio, aunque esto le da equilibrio. Y el tamaño de la luna es impresionante. ¿Cuánto de photoshop tiene esta foto Dani? ¿o se trata de una doble exposición con película?

mery dijo...

que bonitaaaaaaaaa

mery

Susana dijo...

Con el uso del photoshop o sin el, esta fotografía es preciosa. Por qué se le tiene tanta manía al photoshop, los programas informáticos están para usarlos. Esta imagen está genial, poesía!

Daniel Casares Román dijo...

La verdad es que vivimos en una época en la que nos cuesta creer que se puede plantear una fotografía prescindiendo totalmente de photoshop. Muchas veces, cuando algún colega ha visto alguna que otra foto, muy frecuentemente aparece los comentarios del tipo: "¿Pero lo hiciste por capas? te ha quedado muy bien" o del tipo: "pero esta luz es muy irreal..." Es curioso, tal vez sea esa una de las muchas razones por la que me resisto a dejar de disparar con película... Hay fotos, como esta, que si la tomas en soporte digital, parece que nadie se la creería, verdad? suele pasar.

Esta foto en concreto merece la pena pararse a escribir un par de parrafadas... de hecho lo voy a dividir en eso, en un par: Por un lado os contaré un poco de que va "la historia", y en un segundo texto os escribiré las anécdotas de "la técnica". Así para que cada uno lea lo que más le interese.

Si saco tiempo, después escribiré un enlace a un muy particular "making off"... (si es que doy con él...)

Daniel Casares Román dijo...

LA HISTORIA:

Esta foto parte de un reportaje mucho más amplio (aún por terminar) sobre la Luná. Concretamente es la foto con la que quiero terminar el reportaje.

La Lunada o Luná es una actividad lúdica que se lleva a cabo en los meses de verano entre la población de algunos de los pueblos rurales de la provincia de Cádiz, al sur de España. Consiste en hacer una especie de ruta a caballo que dura toda la noche, siempre con luna llena, en la que se pretende disfrutar del caballo, del campo, de la convivencia, de la noche, de los amigos y de la Luna.

Durante la ruta (muchas veces improvisada) se realizan varias paradas en las que se comparte la comida y la bebida que cada uno trajo con el único fin de solazarse.

Al terminar, con los primeros rayos del amanecer, cada uno se retira a su finca con su caballo y enseres hasta la próxima velada.

En la foto, Juanlu se prepara para quitar la montura a Chentel, su caballo, junto a una de las encinas que rodean su campo en Prado del Rey, Cádiz.

Quise subir esta foto porque es la foto más atípica de todas cuantas forman (por ahora) COLOR HUMANO. Atípica por dos razones, la primera por la herramienta que utilicé, un objetivo con una distancia focal extremadamente larga (el 95% de los disparos que hago para COLOR HUMANO los realizo básicamente con un 28 y un 50 mm. ) Tampoco suelo utilizar cámaras réflex, casi todo lo hago con cámara telemétrica.

Y la otra razón es el "modus operandi" (tranquilos, no, la imagen no está creada con el uso del photoshop) me explico: La imagen se corresponde con la realidad, la toma es tal cual, (y con película fotográfica) no use ni la doble exposición ni el photoshop, pero es cierto que el método es algo inusual, me sigo explicando: La idea de hacer un reportaje sobre la Luná me surgió hace ya muchos años y hasta hace relativamente poco no le metí mano al tema. Suelo ir mucho por la Sierra de Cádiz, sobre todo por la zona de El Bosque, Grazalema, Ubrique, Prado del Rey, etc... Si alguna vez vais por la carretera que une Arcos con El Bosque, os encontrareis muchos cerros y laderas llenas de encinas. A unos 6 kilómetros antes de llegar a El Bosque, encontrareis un desvío a la izquierda: es el camino que os llevará al pueblo de Prado del Rey. Es una carretera llena de curvas con una montaña a cada lado.

En las noches de luna llena veréis salir la luna por entre los árboles de la montaña de la derecha (todo un espectáculo) y si esperáis hasta el amanecer, veréis como ésta se esconde al amanecer por entre las encinas de la montaña que dan al lado opuesto.

Muchas fueron las mañanas que cuando pasaba con el coche por aquella carretera, no podía evitar fijarme como a lo lejos, los campesinos y agricultores de la zona trabajaban en lo alto del cerro, en aquella zona donde se suele posar la luna antes de esconderse. Así que cada vez que subía o bajaba por aquella carretera se me venía esa imagen a la cabeza.

A priori la imagen no representaba mucha dificultad, tan sólo se tenían que dar varias circunstancias: 1) Que haya luna llena. 2) Que el cielo esté totalmente despejado (si hay nubes en el horizonte... poca luna puedo fotografiar) 3) Que esa mañana hubiese alguien ahí arriba con sus caballos, cosa bastante frecuente pero... evidentemente no segura segura del todo.

(sigue)

Daniel Casares Román dijo...

LA HISTORIA: (continuación)

El primer punto era totalmente previsible y "controlable", el segundo... lamentablemente totalmente imprevisible y el tercero también era imprevisible pero... se podía arreglar, se podía al menos preguntar. Me podría acercar a aquellos agricultores y preguntarles si para aquel día concreto tenían pensado subir al cerro... También podría haber hecho lo de siempre, echarle al asunto muchísima paciencia y acercarme una luna tras otra cada 28 días hasta que todo "encajara" pero... existía un cuarto punto a tener en cuenta: 4) La fotografía había que realizarla con un objetivo de distancia focal extremadamente larga (mínimo un 800 mm) y en mi caso no tenía más remedio que alquilarlo ( www.lensclub.es ) Esta circunstancia es la que más me limitaba por razones obvias. No podía alquilar esa herramienta para intentos fallidos cada dos por tres, así que opté por reducir la incertidumbre y entrar en una de las casas que colindaban por aquellos lares.

Fue entonces donde conocí a Juanlu, un joven de veintitantos años, natural de Prado del Rey, hijo de Antonio, uno de los agricultores más interesantes con los que he podido hablar en toda mi vida. Se dedican a la agricultura ecológica y forman parte junto con otros agricultores, de una cooperativa que se encarga, entre otras cosas, de abastecer a los colegios con comedor de más de media provincia.

Les expliqué el tema, de qué iba el proyecto e incluso les invité a que vieran algunos trabajos anteriores en mi página web.

Al día siguiente me volví a acercar y me dijeron que claro que sí, que encantados de colaborar y que por supuesto que estarían aquella mañana arriba del cerro bregando con sus bestias y con sus quehaceres.

Así que yo le tome la palabra a Juanlu, apunté su teléfono, y quedé en llamarlo la noche antes de la foto.

Siempre me quedará la duda de si en aquel amanecer de luna llena, Juanlu habría estado arriba de ese cerro junto con su caballo si yo jamás les hubiese dicho nada. Pero también tengo la certeza de saber que si tú, que estás leyendo esto te animas a pasar por aquella carretera alguna mañana (cualquiera) bien temprano, casi seguro que te vas a tropezar con esta imagen, si bien no es Juanlu, será su padre Antonio y si no, cualquier vecino colindante. Si lo vas a hacer, te aconsejo que mires primero el calendario lunar para que te acerques justo en luna llena... La estampa se repite casi inevitablemente cada ciclo lunar... siempre que no haya nubes!

Daniel Casares Román dijo...

LA TÉCNICA:

En esta toma, la técnica sí que merece pararse a comentarla. Lo primero que tengo que decir es que me llevé una cierta decepción al montar el objetivo en la cámara (objetivo que alquilé y cámara que me prestaron) ya que me imaginé que el tamaño de la luna sería aún mayor... menos mal que el árbol me ayudó a componer llenando el encuadre.

Lo que alquilé fue un 400 mm 1:2,8 y un duplicador que me convertiría el objetivo en un 800 mm pero claro está, me robaría dos puntos de diafragma quedando ésta en 1:5,6.

Pude hacer la toma con cámara digital pero... por razones también obvias me llevé una SLR tradicional y la cargué con su correspondiente rollo de Velvia.

Yo contaba con un coche y una carretera que me proporcionarían libertad a la hora de "elegir" donde se posaría la luna. Luna que a cada momento iba bajando y bajando, cada vez más cerca del horizonte. Me decidí por aquella encina por aquello que comento de llenar el encuadre.

Todo iba bien hasta que me di cuenta que unos cables del tendido eléctrico caían justo entre ese punto concreto del horizonte y yo... y que por poco, por poquísimo me arruina todo "el invento"...

Tampoco podía moverme con el coche porque desplazarme unos metros en coche significaría que la luna se posaría cientos de metros a un lado o a otro y entonces... ¿qué hacemos con Juanlu y su caballo?

De hecho los cables inevitablemente salen en la foto, sólo que he re-encuadrado la imagen quitando algo de aire de arriba, de la parte superior, quedando esos cables fuera del resultado final y mira por donde... quedando la composición más llena, el re-encuadre le viene bien (luego escribiré un enlace para que veáis la hoja de contactos, la toma al completo sin re-encuadre, tal y como se hizo

La otra dificultad estaba a la hora del disparo: El trípode que llevaba no servía para un objetivo tan enorme, y el simple hecho de ejercer un poco de presión sobre el botón disparador hacía que la cámara vibrara tanto que si mirabas por el visor parecía haber un terremoto al otro lado.

Según la lectura del fotómetro, a abertura abierta total me indicaba 1/500 seg de velocidad de obturación. Para una distancia focal tan larga ésta es una velocidad bajísima así que disparar "a mano" era totalmente contraproducente, a no ser que me gustaran las fotos movidas...

y la luna bajando.. cada vez más cerca del árbol y del caballo...

así que decidí improvisar un trípode con los bolsos de tela que llevaba y algunas piedras que había por allí. Puse la cámara sobre los bolsos y empecé a amoldar lo que se supone aguantaría la cámara y su objetivo durante las tomas.

Era fácil comprobar que al intentar accionar el disparador de nuevo, el encuadre se modificaba por completo y la imagen del visor desaparecía... el ángulo de visión con esas focales es tan estrecho...

Así que por lo que opté fue por activar el temporizador del disparo para retardarlo 10 segundos. De esta manera podía hacer presión (levemente) y a los 10 segundos la cámara sola impresionaría la película.

Un click cada 10 segundos, no había otra...

El descenso de la luna duró aproximadamente unos 4 minutos ( desde que ésta se cuela en el encuadre hasta que se esconde tras el horizonte ) así que me dió tiempo únicamente de impresionar un rollo de 36 exposiciones.

De todas formas ( y perdonadme la catetada ) hay algunas fotos en forma de making off, que hicimos.. ya sabeis... por aquello de "madre mía, nunca he tenido un cacharro de estos entre mis manos!!" así que hay fotos del cómo se hizo.

Luego las preparo y las subo a algún enlace. No os riais mucho al ver... "el improvisado trípode de tela"...

Un saludo y hasta la próxima!

pablo dijo...

te has colao...

Anónimo dijo...

Ya me habías comentado sobre esta foto y todo lo que conllevó hacerla. Verla ahora en el blog me hace pensar que todo aquello por lo que pasaste para hacerla ha merecido sobradamente la pena. Como tú mismo sabes, no parece una foto "tuya". Ya sabes, tan acostumbrado a ver a través de "tus ojos angulares", de repente nos deleitas con un tele tan extremo. A todos nos habrá sorprendido la forma de encuadrar y componer la imagen que, sin embargo, el da un equilbrio estupendo. Me parece que vamos a tener que animarte a que hagas uso de los teles más a menudo y a que nos muestres un poquito más de La Luná (impresionante tradición)

Daniel Casares Román dijo...

la verdad es que sí, que me he colao... y mira que prometí no contar historietas ni batallitas... pero bueno, el que realmente creo que se coló fue Juanlu con su inestimable colaboración

Le debía un par de parrafadas (como mínimo) como estas.

Daniel Casares Román dijo...

Lo prometido es deuda, making off en el siguinte enlace:

http://picasaweb.google.com/10540196808989607
8729/MakingOffFotoDeLuna#5457752263900
044434

Revinhood dijo...

la cara de fotografo feliz es realmente impactante, casi mas aun que ese supertele, de echo, imagino, que la cara tiene algo que ver con tener entre las manos semejante armamento.
por curiosidad, que camara es??

Anónimo dijo...

Buen disparo, para un anuncio de café o de ron dominicano, pero no veo a Daniel Casares preparando una foto.... Me parece genial que sigas con la química.
Ya te tengo fichado....

M.A.Soto dijo...

Está bastante claro que si eres FOTÓGRAFO en mayúsculas, el photoshop no es para nada necesario

Anónimo dijo...

Es imposible que la transparencia pase directamente de su soporte a la red sin PHOTOSHOP, así que sres/as no hagáis apología contra el programa ya que sin él no se verían estas fotos. PHOTOSHOP es algo más que retoque es un cuarto oscuro digital.

Hugo dijo...

vos conseguís con analógico lo que el resto conseguimos en digital. Y no lo digo únicamente por esta foto, aunque esta te quedó bárbaro. Mi admiración y felicitaciones Daniel

Daniel Casares Román dijo...

Totalmente de acuerdo contigo estimado Anónimo, subestimar los programas informáticos nada tiene que ver con la sabiduría.

Y me gustaría hacer hincapié precisamente en eso que puntualizas... Es muy importante tener plena conciencia y saber qué puerta se está abriendo cuando hacemos "doble click" sobre el icono de Photoshop.

Siempre que tengamos claro que al abrir el programa estamos abriendo el ACTUAL CUARTO OSCURO, todo irá bien.

El problema viene cuando de repente te tropiezas con quien no tiene claro si al abrir el Photoshop, está abriendo la puerta del LABORATORIO o la puerta del STUDIO.

Daniel Casares Román dijo...

Y... Revi... me has cogío en bragas... mmmmm era una Nikon pero el modelo... no estoy seguro si era F 65 ó F 55... recuerdo que era muy básica y muy muy endeblilla, pesaba tan poco... parecía de juguete, la verdad

Anónimo dijo...

Si, ya me suena eso del PHOTOSHOP.... ¿pero acaso no se hacen dobles exposiciones, tapados.... reservas... qué mas da si se realiza de forma manual o digital si el resultado es el mismo? Se va a impresionar sobre un soporte químico o bien como en este caso en visualización de pantalla... o, al caso, ¿Ansel Adams no ha realizado nunca una doble exposición.???.....
¿cuáles son los límites, Daniel Casares?

Daniel Casares Román dijo...

hombre.. a ver... en otro tipo de fotografía ( como por ejemplo publicidad ) imagino que no habrá límites pero en fotoperiodismo o en fotografía documental lo ideal y honesto es tratar las imágenes tal y como lo hemos hecho siempre en el cuarto oscuro.

A mí no me sirve de nada quitar un árbol del fondo, poner un cielo que no exista o colocar una luna de mentira, porque si hacemos eso, obedecemos a un criterio puramente ( y sólo ) estético. Y para mí, salir a la calle ( al mundo ) empuñando una cámara es algo más que ir a "hacer fotos bonitas", de hecho es lo último que pretendo.

Mis fotos que más me gustan son con las que guardo un recuerdo, una historia, alguna anécdota... lo estético os juro que para mí es bastante secundario y... ahora que nombras a Ansel Adams... estoy convencido de que si estuviese en activo hoy en día, utilizaría una SINAR p3 con su correspondiente respaldo digital y por supuesto la editaría con la última versión del Photoshop...

nuria dijo...

esta foto es preciosa, me encanta la luna

Gle dijo...

BRUTALLLL!!!!

Emiliano Juarez dijo...

Increíbles lugares Daniel!
la verdad que logras unas fotos muy bellas.
colores muy definidos en las sombras.
y escalas de grises muy bien logrados!

Saludos desde Rosario -Argentina

Sensaciones dijo...

Daniel...me enamoré de la foto en cuanto la vi...inspira tanto!!
Gracias por compartirla y por explicar la HISTORIA... es fantástica. Estate seguro de que si algún día voy por allí, en lo primero que pensaré, en la primera imagen que se me vendrá a la mente
será tu foto!!
Gracias de nuevo, por dejarnos ver tu ARTE!!

Un beso!!

Anónimo dijo...

me gustaria sentarme al pie de ese gran arbol con esa gran luna de fondo y contigo a mi lado

MC dijo...

Gracias por aparecer por "Aprendiendo" y enseñarme así esta maravilla. Unas fotos geniales, de verdad. Me ha llamado la atención especialmente esta (bueno, aún me quedan muchas por ver...) No sé qué me ha gustado más, si la foto o el making off... Es genial!!
Saludos!

alberto cabero fotografia dijo...

tio me voy a la cama si o si....
llevo como dos horas laaaargas leyendo los comentarios de tus entradas.
Estoy como en estado de hipnosis!!!
tus fotos las he observado muuuchas veces,pero el stress, la falta de tiempo,la terea de mi hijo jeje no se..que no me habia detenido a leer los post.

Me parece un placer para los que amamos la fotografia que alguien ademas de deleitarnos con estas grandiosas imagenes,ademas tenga el parabien de mostrarnos sus tripas,su tecnica,su historia,su todo.
Es una envidia sana la que me recorre el cuerpo,haces la fotografia que siempre he soñado hacer,la de verdad sin estridencias sin nada mas que luz ojo y color humano.
me encanta leer los datos tecnicos y saber de los making off.. me encantaaaa!!!(curioson que es uno)

Me quito el sombrero una y mil veces ante este brutal trabajo visual y didactico compañero!!
Mil gracias por compartirlo!!
Un saludo!!

Daniel Casares Román dijo...

Gracias a ti por tu tiempo Alberto, gracias por tus palabras. El placer es mío, te lo puedo asegurar!

Gracias a todas y todos por sacar de vuestro tiempo y pararos en este blog, eso me anima muchísimo no sólo a seguir con el proyecto sino también a sacar tiempo (de donde a veces no lo tengo) y subir nuevas entradas.

Una vez más GRACIAS!

Ana Mínguez Corella dijo...

Hola Daniel.. Tienes un blog fantástico repleto de bellísimas imágenes.. Mi más sincera enhorabuena..
Se despide una amante de la fotografía y la naturaleza..
Ana